Blog Servicios Empresariales

Cómo identificar oportunidades de crecimiento empresarial

En un entorno tan competitivo como el actual, la capacidad de identificar correctamente las oportunidades de crecimiento empresarial constituye una ventaja diferencial para las compañías. Especialmente si son pequeñas o medianas empresas (PYMEs), porque estas, a través de un proceso escalar, necesitan garantizar en primer lugar su supervivencia y después potenciar su capacidad de desarrollo y expansión.

La detección de estas ocasiones debe hacerse tanto a través de un enfoque interno como externo. El primero, para invertir en proyectos de investigación y de modernización tecnológica; y el segundo, para encontrar posibilidades de inversión en startups que, a la larga, permitan crear alianzas y sinergias tan estables como exitosas.

Por eso, hoy en la Cámara de Comercio de Madrid queremos hablarte de las oportunidades de crecimiento empresarial desde dos perspectivas:

  • Por un lado, desde el punto de vista de las propias PYMEs, en lo que se refiere a la detección de talento ajeno para disfrutar de las mejores oportunidades de inversión.
  • Por otro lado, desde la posición de las empresas startups que necesitan asentarse. Una misión complicada, pero que pueden afrontar con garantías con la ayuda de nuestro nuevo programa de capacitación, el cual las ofrece soluciones y recursos para incrementar su competitividad y potenciar su atractivo.

 Crecimiento empresarial de PYMEs

Para incentivar y potenciar su crecimiento empresarial, las pequeñas y medianas empresas pueden recurrir a diferentes estrategias. Y entre las muchas opciones que están a disposición, una de las más importantes es la creación de alianzas estratégicas.  Sobre todo, si estas se realizan con compañías ‘jóvenes’, que tienen ideas innovadoras y que dejan vislumbrar un gran potencial.

¿Qué es una startup?

Una startup es una empresa que se acaba de crear o que tiene una trayectoria corta y que, pese a ello, ofrece grandes posibilidades de crecimiento. Además, normalmente se caracteriza por comercializar sus productos y servicios aprovechando las posibilidades que ofrecen las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).

De esta forma, estas compañías se lanzan desde bien pronto al mercado para posicionarse entre las mejores oportunidades de inversión del momento. Y lo hacen a través de sus ideas de startup, expuestas en proyectos que suelen ser creativos, digitales, ambiciosos, altamente escalables y de bajos costes iniciales.

Inversión de startups para PYMEs

Ya lo dijo en una ocasión Arquímedes: «dadme un punto de apoyo y una palanca y moveré el mundo». Esta famosa frase se puede aplicar perfectamente a las ideas de startups, pues estas compañías tan solo requieren del apoyo y de las herramientas necesarias para poner en práctica sus propuestas innovadoras. De ahí que las PYMEs que persiguen crecer de forma inorgánica puedan satisfacer esta carencia y, al mismo tiempo, beneficiarse del resultado.

En definitiva, encontrar estas oportunidades de inversión y hacerlas realidad tienen las siguientes ventajas para las pequeñas y medianas empresas:

  • Opción de crecimiento exponencial: las startups tienen una gran capacidad de crecimiento a corto plazo, ya que pueden desarrollarse muy rápidamente en poco tiempo si su proyecto resulta exitoso.
  • Beneficios potenciales elevados a cambio de una baja inversión: el riesgo de estas oportunidades de inversión suele ser bajo, porque normalmente basta con una pequeña inyección económica para que la organización pueda poner en marcha su propuesta. Así, probablemente merezca la pena probar suerte y apoyar las buenas ideas de empresas startups.
  • Participar de procesos de innovación: la inversión en startups demuestra el compromiso de las PYMEs con la tecnología y con su sector. Además de apoyar el crecimiento de la industria, esta decisión contribuye a la mejora de la sociedad y refuerza la posición de la compañía, tanto desde el punto de vista social como empresarial.
  • Diversificación de la cartera de inversiones: las oportunidades de inversión en startups también facilitan que las pequeñas y medianas empresas diversifiquen su cartera. Por tanto, distribuyen el riesgo de sus inversiones e incrementan sus posibilidades de éxito.
  • Acceso a otros recursos y capacidades: el crecimiento empresarial de la mano de una startup permite que las PYMEs puedan contar con nuevos recursos. Colaborar con organizaciones que tienen habilidades complementarias ayuda a estas compañías a ampliar sus negocios y a disfrutar de conocimientos y capacidades especializadas que, en otras circunstancias, difícilmente podrían estar a su disposición.
  • Capacidad de adaptación a un mercado cambiante: el contexto empresarial es variable e inestable, por lo que las empresas necesitan hacer gala de su capacidad de adaptación e incluso de resiliencia. Si llevan a cabo inversiones en startups, estas pueden ayudarlas a ser más ágiles y eficaces para mantener su competitividad. Un aspecto fundamental para no solo sobrevivir en un entorno hostil, sino también para poder crecer e imponerse en él.
crecimiento empresarial

¿Cómo invertir en una startup?: claves y estrategias

Sí a la inversión en startups, pero con control

Antes de buscar posibilidades de inversión en este tipo de compañías, debemos identificar nuestras capacidades y límites. Hemos de determinar la cantidad de dinero que podemos utilizar, el riesgo que podemos asumir y el sector en el que vamos a querer participar. Esto nos ayudará a tener mucho más claros nuestros futuros movimientos y, sobre todo, a no dar pasos que puedan ser fatales a la larga.

Conocer el mercado en el que queremos participar

Detectar las mejores oportunidades de inversión es complicado. Dejar este aspecto a la suerte o a la casualidad no es una buena idea, porque lo más probable es que cometamos un error y perdamos nuestro dinero. En su lugar, es fundamental que nos informemos sobre el ámbito de las inversiones, que investiguemos la situación actual del mercado o sector en el que queremos entrar y que incluso nos dejemos aconsejar por asesores especializados.

Investigar la empresa: ¿es una de las mejores oportunidades de inversión?

Inicialmente, las ideas de las startups pueden resultar tremendamente atractivas. Pero no basta con las buenas intenciones, porque si estas están fatalmente ejecutadas pueden acabar resultando un fracaso. Es por ello por lo que las PYMEs deben contactar con los fundadores del proyecto empresarial y, además de esforzarse en conocerlos, deban analizar cómo gestionan su negocio. ¡Las alianzas estratégicas solo pueden llegar a buen puerto a través de un entendimiento mutuo y de una visión común de la realidad!

Lograr el compromiso del equipo fundador

El proceso de conocer a los dirigentes de la startup también incluye ganarse su confianza. Invertir en startups implica trabajar con amplitud de miras y en equipo, por lo que es básico detectar ilusión e implicación en las personas que se van a responsabilizar del proyecto. Sin olvidar el factor experiencia, ya que no cabe duda de que los profesionales que ya hayan participado en sinergias de este tipo podrán aportar un plus.

¿En qué momento se encuentra la startup?

Saber cuántas rondas de financiación lleva la organización, si cuenta con el apoyo de una lanzadera o aceleradora, si ya ha ganado algún premio o si está refrendada por algún business angel también puede influir en nuestra decisión de inversión en la startup. Especialmente si estamos valorando varias opciones y queremos minimizar los riesgos. 

Características del producto o servicio que ofrece la startup

Por mucho que a primera vista las ideas de las startups parezcan buenas, hay que rascar más allá de la superficie. Haber analizado antes el mercado permite detectar sus fortalezas y debilidades, para que, según estas últimas, estemos en condiciones de decir si el producto o servicio que nos ofrecen resulta necesario o rompedor. Y es que con ser ‘bonito’ no es suficiente, también debemos cerciorarnos de que es útil y práctico.

Desarrollar un plan para poder recuperar la inversión

¿Cuál es el plan que te propone la startup para recuperar el dinero que vas a invertir? Lógicamente, nuestra ambición de crecimiento empresarial va ligada a la rentabilidad económica. Así que también es básico que la empresa en la que queremos participar tenga las ideas claras y que desde el principio nos concrete cómo tiene previsto devolvernos el dinero y, a la larga, compartir sus beneficios con nosotros.

Mentalidad diversificadora

¿Apostar todo a una única inversión en startup o a varias? Salvo que estemos muy convencidos del éxito de nuestra apuesta, mejor destinar nuestro dinero a diferentes proyectos que pertenezcan también a diferentes mercados. De esta forma, el crecimiento empresarial de nuestra PYME no estará ligado exclusivamente a una única alianza estratégica.

Fondo de inversión

Si con nuestra PYME queremos compartir el riesgo de inversión y encontrar más fácilmente a startups necesitadas de financiación, podemos formar parte de un fondo. Gracias a estas plataformas, podremos simplificar el proceso y tomar decisiones consensuadas que nos transmitan confianza y profesionalidad.

Paciencia

Por último, una de las recomendaciones más importantes para acertar en la inversión en startups: afrontar el proceso con calma y asumir que la rentabilidad no va a llegar de forma inmediata. Lo lógico es que este tipo de compañías sigan un proceso lento de crecimiento y consolidación, así que nuestra confianza debe ser a prueba de ‘terremotos’. En estos casos, actuar con firmeza y con paciencia suele tener su recompensa.

Creación y crecimiento de empresas startups

Desde el punto de vista de las startups, no es fácil lograr un adecuado crecimiento empresarial. De hecho, se necesitan varias virtudes para arrancar con éxito proyectos de este tipo y llamar la atención de las PYMEs que están dispuestas a invertir. Entre ellas, conocer bien el mercado y tener la capacidad para establecer un modelo de negocio que sea sólido y escalable.

Pero no te preocupes, porque si este es tu caso y tienes grandes ideas para poner en marcha, estás de enhorabuena. En Cámara de Madrid hemos diseñado específicamente un nuevo programa de capacitación destinado a la incubación y aceleración de proyectos comprometidos con la tecnología. Gracias a él, contarás con el apoyo y el asesoramiento necesarios para dar los primeros pasos en la creación de tu empresa y, además, tendrás acceso a programas destinados a facilitar la inversión de las PYMEs. en startups como la tuya.

Programas de la Cámara para el impulso de las startups

En concreto, nuestra asesoría para emprendedores, empresas y startups te ofrece estas dos soluciones específicas para guiarte en la creación y desarrollo de tu nueva compañía:

  • Programa ‘CREA Y CRECE’: ha sido diseñado para validar rápidamente las ideas de startups; por lo que, a lo largo de 5 meses, te ofrecerá las herramientas necesarias para la construcción de los MPV’s, te acompañará durante la construcción de tus modelos de negocios bajo un modelo global, te ayudará a crea vínculos con el sistema emprendedor y de la Cámara de Madrid, y te brindará el asesoramiento de los mejores profesionales del mercado.
  • Programa ‘DESPEGA’: una vez que tu empresa se haya establecido, podrá conectar y escalar sus negocios con la ayuda de esta solución. En ella, y a lo largo de 6 meses, se analizará su propuesta de valor y se la conectará con potenciales inversores, VC’s y partners estratégicos para incrementar sus ventas. Por lo que, desde el primer momento, tu proyecto contará con el acompañamiento y consejo de los principales actores de su sector.

Recuerda: el éxito no llama a nuestra puerta, ¡hay que buscarlo! Y para encontrarlo, nada mejor que contar con el apoyo y el asesoramiento de la Cámara de Madrid.

FUENTES UTILIZADAS:

Comparte esta información: