Blog Servicios Empresariales

¿Cómo Crear un Reporte de Sostenibilidad? Guía Completa para Empresas

En un mundo cada vez más consciente de la sostenibilidad, los reportes no financieros han emergido como una herramienta vital para las empresas que desean demostrar su compromiso con la responsabilidad social y ambiental. En este artículo, os contamos cómo crear un reporte no financiero, destacando los pasos clave y las mejores prácticas para asegurar que tu empresa comunique de manera efectiva su impacto ambiental, social y de gobernanza (ESG).

Un reporte no financiero, también conocido como informe de sostenibilidad o de responsabilidad social corporativa (RSC), proporciona una visión integral del desempeño de una empresa en áreas que van más allá de los datos financieros tradicionales. Este tipo de reporte incluye información sobre la gestión ambiental, las prácticas laborales, los derechos humanos, la ética empresarial y el impacto social.

Paso 1: Definir el Alcance y los Objetivos del Reporte

El primer paso para crear un reporte no financiero es definir su alcance y objetivos. ¿Qué aspectos de la sostenibilidad quieres destacar? ¿Cuál es el propósito principal del informe? Definir claramente estos objetivos te ayudará a enfocar tus esfuerzos y a garantizar que el reporte cumpla con las expectativas de tus partes interesadas.

Para ello, es crucial identificar quiénes son las partes interesadas o grupos de interés en tu reporte. Estos pueden incluir empleados, clientes, inversores, reguladores y la comunidad local. Conocer a tu audiencia te permitirá adaptar el contenido del reporte a sus necesidades e intereses.

Paso 2: Recopilar Datos Relevantes

Una vez definidos los objetivos y el alcance, el siguiente paso es recopilar datos relevantes. La información debe ser precisa, completa y verificable. Los datos que generalmente se incluyen en un reporte no financiero abarcan:

Indicadores Ambientales: Uso de recursos naturales, emisiones de gases de efecto invernadero, gestión de residuos, consumo de energía, etc.

Indicadores Sociales: Prácticas laborales, salud y seguridad en el trabajo, igualdad de oportunidades, impacto en la comunidad, etc.

Indicadores de Buen Gobierno: Estructura de gobierno corporativo, ética y cumplimiento, transparencia y rendición de cuentas, etc.

Para ello, es importante establecer Metodologías de Recopilación de Datos. Implementa sistemas y metodologías claras para la recopilación de datos. Esto puede incluir encuestas internas, auditorías ambientales, análisis de desempeño laboral y revisiones de cumplimiento regulatorio.

Paso 3: Elegir un Marco de Reporte

Seleccionar un marco de reporte reconocido es fundamental para garantizar la credibilidad y comparabilidad de tu reporte no financiero. Los más utilizados son:

Global Reporting Initiative (GRI): Proporciona estándares detallados para la presentación de informes de sostenibilidad.

Sustainability Accounting Standards Board (SASB): Ofrece estándares específicos para diferentes industrias.

Integrated Reporting (IR): Enfocado en la integración de información financiera y no financiera.

Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD): Especializado en la divulgación de riesgos relacionados con el clima.

Paso 4: Redactar el Reporte

Con los datos recopilados y un marco de reporte seleccionado, es hora de redactar el reporte. Aquí hay algunos elementos clave a incluir:

1. Introducción y Mensaje del CEO

Comienza el reporte con un mensaje del CEO o líder de la empresa que destaque la importancia de la sostenibilidad y el compromiso de la empresa con las prácticas responsables.

2. Visión y Estrategia de Sostenibilidad

Describe la visión y estrategia de sostenibilidad de la empresa, incluyendo metas a largo plazo y objetivos específicos.

3. Desempeño Ambiental, Social y de Gobernanza

Presenta los datos de desempeño en las áreas ambiental, social y de gobernanza. Usa gráficos y tablas para hacer la información más accesible y comprensible.

4. Casos de Estudio y Ejemplos Prácticos

Incorpora casos de estudio y ejemplos prácticos que demuestren cómo la empresa está implementando sus iniciativas de sostenibilidad.

5. Metodologías y Criterios de Evaluación

Explica las metodologías utilizadas para recopilar y evaluar los datos. Esto incluye las fuentes de información, los criterios de evaluación y cualquier auditoría externa realizada.

Paso 5: Validar y Revisar el Reporte

Antes de publicar el reporte, es fundamental validar y revisar toda la información incluida. Esto puede implicar:

Revisión Interna: Realiza una revisión interna con el equipo de sostenibilidad y otros departamentos relevantes.

Auditoría Externa: Considera la posibilidad de someter el reporte a una auditoría externa para aumentar su credibilidad y precisión.

Retroalimentación de Partes Interesadas: Recoge retroalimentación de las partes interesadas clave para asegurar que el reporte cumpla con sus expectativas y necesidades.

Paso 6: Publicar y Difundir el Reporte

Una vez que el reporte ha sido validado y revisado, es hora de publicarlo y difundirlo. Aquí hay algunas estrategias para maximizar el alcance y el impacto del reporte:

Plataforma Web: Publica el reporte en el sitio web de la empresa, en una sección dedicada a la sostenibilidad o la responsabilidad corporativa.

Medios Sociales: Utiliza las plataformas de medios sociales para compartir extractos y resaltar los puntos clave del reporte.

Comunicación Interna: Asegúrate de que todos los empleados estén informados sobre el reporte y sus hallazgos.

Relaciones con los Inversores: Incluye el reporte en las comunicaciones regulares con los inversores y otras partes interesadas financieras.

Paso 7: Monitorear y Mejorar Continuamente

La sostenibilidad es un proceso continuo, y lo mismo se aplica a la elaboración de reportes no financieros. Después de la publicación, es esencial monitorear el desempeño en las áreas cubiertas por el reporte y buscar constantemente formas de mejorar. Esto incluye:

Revisión Periódica de Metas: Revisa y ajusta las metas de sostenibilidad de la empresa en función de los resultados obtenidos.

Actualización Regular de Datos: Mantén los datos actualizados y realiza informes intermedios si es necesario.

Incorporar Retroalimentación: Utiliza la retroalimentación de las partes interesadas para mejorar futuras ediciones del reporte.

Conclusión

La creación de un reporte no financiero es una tarea compleja pero extremadamente valiosa para cualquier empresa comprometida con la sostenibilidad. Posiciona a la empresa como un líder en responsabilidad social y ambiental.

Reporte de Sostenibilidad
Comparte esta información: